jueves, junio 22, 2006

Un profeta de tiempos nuevos

Un 22 de junio, hace 40 años, veo a mi madre y mi abuelita llorar y comentan con pena las noticias de la radio sobre el horrible accidente que costo la vida a don manuel Larraín E. esta imagen que tengo desde mi infancia con el correr de los años me ha Hecho comprender , valorar y admirar la gran obra de este obispo, pastor y profeta , uno de los chilenos más importantes del siglo pasado, cuyo mensaje y legado, cobran actualidad impresionante a cuatro décadas de su muerte.-

Como obispo de Talca, diócesis con la cual se identifico plenamente, fue incansable en su compromiso por mejorar las condiciones de los sectores mas pobres especialmente los campesinos, a tal punto que como testimonio el año 1962 entregó las tierras a los campesinos del fundo Los Silos de Pirque, iniciando lo que sería el proceso de la reforma agraria en nuestro país, que posteriormente institucionalizarían a nivel de estado, los gobernantes de la época .

El mundo campesino y obrero estaban dentro de sus constantes preocupaciones, fue un activo promotor de los sindicatos y cooperativas especialmente habitacionales, ya que en ellos veía una importante vía de desarrollo para mejorar sus condiciones de vida. Prueba de ello fue su respaldo a la primera huelga campesina en chile que fue realizada en Molina.

Se identifico plenamente con las realidades del país y los procesos sociales y políticos de la época, especialmente en el apoyo a una nueva generación de liderazgos políticos respaldando el compromiso de los laicos en el mundo.Don Manuel amó profundamente a la Iglesia hizo suyas las esperanzas y los problemas de la iglesia, nacional y mundial, fue promotor de la creación de la conferencia episcopal latinoamericana ocupando su presidencia, participó activamente en el concilio vaticano II, que renovó el dinamismo y vitalidad a la vida de la iglesia.

En el contexto local creó nuevas comunidades, formó una nueva generación de sacerdotes, construyó el templo catedral de Talca y tantas obras pastorales y solidarias. Don manuel dijo ”El desarrollo es un humanismo que debe responder a la triple hambre: física, cultural y espiritual que atormenta al hombre individual y a la sociedad moderna” Este pensamiento del año 1965 cobra hoy, plena validez y nos interpela a renovar los esfuerzos tanto del mundo privado, como del estado y también de la Iglesia para sacar adelante a quienes monseñor Larraín entregó gran parte de su vida.-

Entonces comprendo las lágrimas de mi familia y de tantos hombres y mujeres de Chile y el mundo que a pesar de su partida hace 40 años, siga siendo un profeta de tiempos nuevos.

lunes, mayo 15, 2006

miércoles, mayo 10, 2006

Subcontratación en la Región del Maule

En el Maule, según cifras de la Inspección del Trabajo, el 37,9 por ciento de las empresas subcontrata alguna actividad a una tercera. Si consideramos que en la región existen cerca de 40 mil empresas entre micro, pequeñas, medianas y grandes, y que de ese número cerca de la mitad corresponden a empresas de carácter agrícola, tenemos que gran parte de los trabajadores del Maule se desempeñan en condiciones desfavorables, la mayoría de ellos en actividades vinculadas a la agricultura.

La situación a nivel nacional de acuerdo a cifras arrojadas por las encuestas laborales aplicadas por la Dirección del Trabajo entre los años 1999 y 2004 muestra que las empresas que subcontratan servicios han aumentado desde un 42,9 a un 50,5 por ciento. Si de las cifras anteriores se desagregan aquellas correspondientes a las empresas ligadas a la agricultura, se puede observar que el porcentaje de empresas que subcontratan en este sector ha aumentado desde el 45 por ciento en 1999 a un 76,4 el año 2002, y bajando posteriormente al 59,8 por ciento el año 2004.La Región del Maule es donde se da la mayor temporalidad en cuanto a contratos por obra o faena, siendo el 36,5 por ciento, superior al 35 por ciento de la Octava Región o el 34 por ciento de la Sexta Región.

Esta situación, sumada al hecho de que las empresas están optando por subcontratar actividades ya no tan sólo accesorias, como la alimentación, el transporte o el aseo, sino que de su giro principal, hace que existan trabajadores de primera y segunda categoría realizando idénticas labores, aunque aquel que tiene carácter de subcontrato o suministrado presenta condiciones de empleo desfavorable con relación a quien tiene contrato formal con la empresa mandante, es decir, aquella que encomienda la obra o faena a la subcontratista o suministradora.

El proyecto de ley que hoy está en discusión intenta regular aquella situación, poniendo un marco jurídico a aquellas empresas mandantes que están ligadas en una relación de propiedad con sus contratistas, imponiendo límites y responsabilidades de carácter solidario en caso de incumplimiento laboral.

Esto no es gratis. La legislación internacional, sobre todo en Europa y Estados Unidos, economías con las que Chile mantiene importantes niveles de intercambio comercial, exige normas adecuadas en defensa de los trabajadores, que Chile, hoy, está lejos de cumplir. De hecho, el año 2004 el gobierno holandés rechazó un embarque de salmones chilenos por la escasa sindicalización de la industria salmonera del sur de nuestro país.

Por eso es importante la aprobación de un proyecto de subcontratación que consensúe los intereses de los empresarios y trabajadores, primero, porque se impondrían mejoras en las condiciones laborales de miles de trabajadores y trabajadoras chilenos, y segundo, porque aseguraría la llamada “ética productiva”, esencial a la hora de colocar la marca país en nuestros productos de exportación.

El consenso en que la subcontratación es mala está instalado en todos los sectores políticos, ahora habrá que ver de qué forma se corrige esta situación, por eso es necesario una ley que dé un marco jurídico que combine la necesaria flexibilización de las relaciones laborales con los adecuados resguardos que eviten su precarización, y regule por una parte el trabajo en régimen de subcontratación, y por otra el funcionamiento de las empresas de servicios transitorios y el contrato de trabajo de servicios transitorios.

Ahora tendremos la posibilidad de ver si en verdad las promesas de campañas, tanto de la oposición como del oficialismo, son cumplidas y tramitadas con la misma celeridad que en tiempos de elecciones.-

Jorge Brito O
Junta de Adelanto del Maule

miércoles, abril 26, 2006

Macroferia para la Región del Maule

Hemos recibido la noticia que en fecha reciente el Gobierno Regional aprobó el proyecto de mejoramiento de la Macroferia presentado por la Municipalidad de Talca. Esta es una gran noticia no sólo para la ciudad, sino para toda la Región del Maule. ¿Cuál es la importancia que tiene este proyecto que por largos años se viene planteando?

1.- La agricultura representa más de un tercio de la actividad económica regional y es la primera fuente generadora de empleo a nivel regional. De hecho, a la actual Macroferia convergen campesinos de las diversas comunas agrícolas de la región a ofrecer sus productos.

2.- Con el desarrollo de las ciudades, es bueno contar con espacios, infraestructura, equipamiento, aspectos sanitarios y condiciones medioambientales adecuadas para operar los centros de comercialización mayoristas de productos agrícolas.

3.- La región, desde Talca, es un centro de producción y distribución primordial de la hortofruticultura para todo el mercado centro sur del país.

4.- Existe una marcada tendencia hacia el aumento de las superficies de cultivos intensivos de productos hortícolas para la exportación y mercado interno.

5.- El mejoramiento de las vías de comunicación y transporte hacia los puertos, centros urbanos mayores del país y el corredor bioceánico del Paso Pehuenche hacen prever un potencial notable en el área de la comercialización de productos agrícolas regionales a nivel nacional e internacional.

Se ha dado un paso importante al reconocer que la Macroferia es un proyecto emblemático como polo de desarrollo para el fortalecimiento de la principal actividad económica regional como es la agricultura. De esta etapa nacen nuevos desafíos en torno a este proyecto que es necesario abordar en forma conjunta entre privados y sector público.

Para ello propongo a continuación:

1.- Robustecer la comercialización agrícola de asociaciones de productores.

2.- Disminuir la red de intermediarios.

3.- Fortalecer la coordinación de productores para asegurar un abastecimiento de calidad, oportuno y en forma permanente.

4.- Aumentar los volúmenes de producción de las asociaciones de productores.

5.- Dar transparencia a las operaciones de mercado.

6.- Mejorar las condiciones y proporcionar la infraestructura adecuada para la comercialización de los productos agrícolas y el manejo post cosecha.

7.- Tener una clara y sana administración para dar transparencia a las operaciones de mercado.

8.- Promover una plataforma de servicios, ya sea públicos (INDAP, SII) como privados (estaciones de combustibles, cafeterías, distribuidoras de insumos agrícolas), además de vías expeditas de acceso a la Macroferia.

9.- Cambiar el concepto de macroferia al de mega mercado, potenciando el área de servicios, información de precios, incorporando sectores tecnológicos, financieros, comerciales y de nuevos productos.

Como vemos el desafío es grande, pero con la mirada puesta en el futuro. El paso dado por la Municipalidad de Talca, con el apoyo del Gobierno Regional, en fortalecer este polo de desarrollo para todo el Maule nos hace estar optimistas respecto de que la agricultura y especialmente los pequeños productores están recibiendo un trato digno que se merecen.

miércoles, abril 12, 2006

Desarrollo y derechos económicos sociales culturales en el Maule

La Región del Maule a pesar de tener un gran potencial de recursos naturales renovables posee una realidad que la sitúa como una de las peores en términos de desarrollo humano de sus habitantes. Es así como el quintil más rico del Maule tiene un promedio de ingresos de 980 mil pesos contra los 80 mil de los sectores pobres, peor aún el promedio de escolaridad de 9,8 años, es 1.3 años menor que el promedio nacional y el analfabetismo dobla la media del país con un 8,3 por ciento. Así, vamos viendo que otros indicadores mantienen la misma constante de situarla como una de las regiones mas atrasadas del país.

En la sociedad globalizada en la cual estamos insertos existe consenso de que vivimos una época de marcados cambios en la concepción de ciudadanía y ciudadano que no siempre van acompañados en el rol que debe jugar la sociedad civil en materias que se circunscriben a los asuntos públicos.

La realidad anterior nos urge a “ciudadanizar” nuestra vida democrática y el acontecer de los asuntos públicos, que dicen relación con la vida de los habitantes del Maule. Sería interesante conocer ¿cuál es el nivel de conocimiento que tiene el habitante común respecto de los principales desafíos en inversión pública que tiene la región? o ¿el conocimiento sobre el rol de sus autoridades? Existe una percepción de demandas insatisfechas en el mundo de los trabajadores de temporada, del pequeño campesino, de los pensionados, de la participación de los medios de comunicación social locales, etc.

La tarea que tenemos hacia el futuro es entender que la ética de lo público parte de la necesidad de conocer y practicar el ejercicio de la ciudadanía, establecida como un derecho fundamental del ser humano. Y por comprender que el ejercicio de la autoridad es un servicio a la comunidad.Sin ánimo de ofender a nadie puedo sostener que como región carecemos de una conciencia efectiva sobre los derechos personales y colectivos a excepción, por supuesto, de emitir nuestro derecho a voto cada cierto tiempo. El mejorar en algunos aspectos nuestras condiciones materiales no significa necesariamente una comprensión de nuestro rol ciudadano.

Toda persona es “sujeto de derechos” no de “favores” y es deber del estado promover el ejercicio pleno de ellos. La primera generación de derechos son el derecho a la “libertad”, mas conocidos como derechos civiles y políticos. Una segunda generación son los “derechos a la igualdad”, mas conocidos como derechos económicos, sociales y culturales, entre los que destacan el derecho a la educación, a una remuneración justa, a la seguridad social, la salud, vivienda digna.

Existe también una tercera generación de derechos denominados a la “solidaridad” es decir al desarrollo, a vivir en un ambiente de paz y libre de contaminación. De igual modo está en desarrollo una cuarta generación de derechos llamados “Derechos de la humanidad” y se estudia la quinta generación de derechos que son aquellos referidos al mundo “cyber” o de la sociedad de la información.

Es importante señalar que cuando los derechos humanos no son considerados como un todo y se privilegia algunos de ellos, tarde o temprano se afecta el ejercicio de todos ellos, por eso siempre se debe tener una mirada integral mirando al ser humano en su globalidad.

El gran desafío que tenemos como habitantes del Maule, es promover el ejercicio pleno de estos derechos para ejercer plenamente nuestro rol de ciudadanos, fortaleciendo las organizaciones existentes y promoviendo el nacimiento donde no las hubiese, ejerciendo un control ciudadano sobre lo público, formando liderazgos locales compenetrados con las realidades que los afectan.

De esta manera se podrán promover capacidades a nivel regional para trabajar por una efectiva y real regionalización y descentralización.

miércoles, marzo 29, 2006

Un Mensaje de Esperanza


El señor Ministro de Agricultura don Álvaro Rojas en su discurso con motivo de la inauguración de la FITAL 2006, efectuada el viernes 24 de marzo pasado, delineó tres puntos en el que basará la política del Ministerio de Agricultura para el actual gobierno: Chile potencia Agroalimentaria, desarrollo de la agricultura familiar campesina, reestructuración de la institucionalidad del ministerio de agricultura.

Por ser la Región del Maule una zona que su economía principal proviene del sector silvoagropecuario ya que un tercio del PIB lo aporta directamente esta actividad, su potencialidad en recursos naturales renovables -asociado a ser la Región de más alta tasa de ruralidad del país con todos los valores de la cultura que lo anterior significa-. las palabras del señor Ministro cobran una vital importancia para los habitantes del Maule.

Especialmente el referido a la agricultura familiar campesina, aspecto que comentaré a continuación.

¿Cuales son los desafíos para desarrollar la agricultura familiar campesina?

1.-Reconocernos que nuestra identidad como región está ligada por raíces muy profundas e históricas con el mundo de la ruralidad.

2.-definir una estrategia desde la región que incorpore el concepto de ruralidad como eje de desarrollo productivo, territorial, cultural y de servicios.

3.- Que la institucionalidad pública y privada se articule y focalice su acción en torno a la estrategia de desarrollo regional.

4.-generación de programas que en su diseño e implementación consideren la perspectiva de genero y grupos etareos (Jóvenes, adultos, adultos mayores)

5.- Aplicar en su concepto integral lo que significa Agricultura Familiar Campesina

6.-Incorporar las nuevas expresiones sociales, como una nueva categoría de trabajadores, “los temporeros” con todas sus requerimientos básicos como acceso a la vivienda, salud, educación, seguridad social, desplazamiento, etc.

7.- Generación de programas de fomento productivo integrales intersectoriales y focalizados considerando la familia como sujeto de desarrollo. Es decir hoy constatamos que “lo rural” que enfrentamos, abarca una realidad que no solo contiene la actividad agropecuaria, aun cuando esta forma parte de ella. Es una realidad multicompleja que debe incluir las variables enunciadas anteriormente sin olvidar las relaciones afectivas y de pertenencia comunitaria propias de las comunidades rurales.

Este mensaje del señor Ministro un hombre que conoce nuestra realidad, es un gran desafío para toda la institucionalidad de la región, autoridades legislativas, ejecutivas, religiosas, municipales. De instituciones de desarrollo privadas y públicas. Y es una oportunidad real para los productores agrícolas, ganaderos y forestales y sus organizaciones incluyendo los grandes y pequeños, para que se transformen en sujetos proactivos, de modo tal que definitivamente pasemos del lamento y desesperanza a la construcción real y efectiva del desarrollo que buscamos para nuestra región y familias. Que pasemos a sentir que ”la Región del Maule es la Región de la Ruralidad”


Jorge Brito Obreque
Ingeniero Agrónomo
Director Junta de Adelanto del Maule

lunes, marzo 06, 2006

30 años de la Fundación Crate



El año 2006 la Fundación Crate cumple 30 años comprometida con el desarrollo de los hombres y mujeres del Maule. Este Blog pretende ser una herramienta de apoyo, a la tarea iniciada hace 30 años, que busca dar a conocer a la comunidad, la visión de desarrollo que nuestra institución, desde la Iglesia Católica, plantea para dar solución a las necesidades de quienes menos tienen.-

Saludos
Miguel Aranda
Comunicaciones Fundación Crate